¿Qué es feminismo? Me preguntas mientras clavas mil cuchillos en mi pupila y me muero

La última perla con la que me encontré hace poco me sorprendió, y no he parado de darle vueltas desde entonces. 




Supongo que es fácil asumir que el 'feminismo' es un movimiento y que por tanto, requiere de algún tipo de suscripción, de abono mensual, o algo por el estilo. Por eso hay tanta gente que se cree con derecho a repartir carnés feministas y por eso mismo también hay tanta otra gente que se niega a considerarse feminista.Ay... ¡Cuantas veces lo habremos oído! "Yo creo en la igualdad pero no me considero feminista". El otro día se lo leo a Sarah Jessica Parker, una ídola para tantas mujeres... Y resulta que ya lo había dicho previamente y el tiempo no le ha enseñado que estaba equivocada. 

Y me da pena. Porque hay que tener valor para ser feminista y admitir que lo eres. Aunque también para negarlo. Para eso hace falta también un poco de todo. 

Aquello que me dijeron que me llamó la atención fue que esa persona X no era feminista porque no podía ser algo que no sabía lo que significaba. Como si nombrarse feminista tuviera alguna acepción secreta. 

Feminismo es la loca idea de que las mujeres son personas.

Llamadme loca pero yo lo entiendo. En cambio, mucha otra gente no.Que el feminismo sea algún tipo de asociación que requiere chapita refuerza esa idea de que las feministas estamos unidas en una especie de conspiración, un contubernio contra la raza masculina por parte del colectivo femenino.Ay, la cantidad de veces que he oído mencionar a las mujeres, el 51% de la población, como un colectivo. 

"Wow, chico, pedazo incultura que me traes", pienso. Y, en cambio, digo educadamente y manteniendo la calma: "Bueno, si alguien va a ser un colectivo no va a ser el 51% de la población".

Siempre intento mantener la calma cuando hablo de estos temas a pesar de que soy una persona bastante temperamental y de que están claramente insultándome a mí y a todas las demás mujeres del mundo. Aunque sea por simple ignorancia. Y otras pienso que porqué tengo que mantener la calma o intentar explicar nada a un colega que no quiere entenderlo y que ha tenido todas las oportunidades del mundo para aprender y ha decidido no hacerlo. Tanto hombre o mujer, se ha negado a ver la realidad, probablemente desde un punto de privilegio.

Y es que es muy difícil entender y respaldar algo que nunca has experimentado, pero nosotros no podemos hacer nada para cambiar eso.

Sigo, día a día intentando entender muchas partes y nociones feministas que no se me enseñaron con el feminismo 'mainstream' de medios de comunicación y un par de ejemplos a seguir que ya destacaban como 'radicales' hace unos años y que ahora me resultan hasta ingenuos. Porque a ser humano no se aprende pero a ser persona sí, se va aprendiendo cada día, sobretodo porque no nos lo han enseñado antes. Castrados por religiones agobiantes y mentes cerradas, por miedo a lo desconocido, nos dejamos llevar por las ideas de otros y no nos enfrentamos a la verdad hasta que está encima nuestro, asfixiándonos. 

Qué triste es tener que recurrir a la clásica frase de 'qué pasaría si fuera tu novia/madre/hermana la víctima', con el último recurso del patriarcado, considerando a las mujeres algo que tener bajo el pronombre posesivo, al final nos saldría el tiro por la culata. Y, ay, cuántísimas veces lo he utilizado.

Me apena, realmente, me hace sentir bastante incapaz. Las discusiones nunca han sido mi fuerte, yo razono con tiempo y tranquilidad. Y precisamente por eso soy la primera en darme cuenta de que estos conceptos no se asimilan en el momento: yo también me consideré feminista cuando mis ideas tenían varios -enormes- problemas estructurales. Y probablemente los siguen teniendo, pero hay cosas que no son discutibles.

Amy Poehler, feminista reconocida y orgullosa, además de orgulloso ejemplo para muchas personas, dijo que [a las mujeres] nos cuesta años desaprender ese arrepentimiento que nos enseñaron a tener. 
Es una frase un poco rara para traducir, la verdad, y a lo mejor le he dado tres vueltas hasta que he conseguido organizarla de manera que en español tenga sentido, pero me ha parecido muy relevante, siempre.


Pero la verdad es que la mujer está llena de grandes frases que, quizás, podrían abrir los ojos a alguien. Pero ¿por qué seguir intentándolo? Porque nadie nos quita los palos que recibimos por el camino. 
Mi padre me dijo que hay cierta edad a la que una persona ya no es 'educable', por lo que debería dejar de intentar cambiar la mentalidad de nadie. Y esto me lo dijo porque, por supuesto, vio lo mucho que me afectaba ser incapaz de discutir algo de manera serena y racional, y se dio cuenta de que ser así solo me iba a traer disgustos.

Y tenía razón, la verdad es que ser mujer también me trae muchos disgustos. Pero volviendo al tema, y para terminar, esa falta de racionalidad también me hace extremadamente insistente, y por eso he decidido escribiros esto.


 

Sígueme por twitter

Sígueme por email

Las mejores series

Las mejores series
Los mejores análisis, críticas, teorías para seriéfilos